Roams Logo
×
Luz y Gas
roams logo
×
Roams Logo
Imagen de cabecera

Trucos para ahorra en energía y disminuir nuestra factura

roams logo
Roams

Roams Entrada actualizada el martes, 2 de marzo de 2021

La llegada del frío dispara nuestros consumos de luz. Es por ello que debemos plantearnos cómo ahorrar energía en invierno. Llevando a cabo determinadas acciones, y cambiando ciertos hábitos diarios, podemos conseguir importantes ahorros a final de mes.

Cómo ahorrar energía en invierno

En la medida de lo posible, todos deberíamos ahorrar energía en invierno. En primer lugar, por un motivo económico, de ahorro, y en segundo, por contribuir al medio ambiente y al desarrollo sostenible, respetando los recursos naturales.

Podemos ahorrar energía de múltiples formas, pero a nivel general facilitamos los siguientes consejos para ahorrar energía en invierno:

  • Mantener las instalaciones en buenas condiciones de nuestra vivienda o local, bien aisladas, con ventanas y cierres de calidad que eviten pérdidas de calor, etc.
  • Instalar sistemas de optimización de consumo de energía por ejemplo, programadores para los aparatos de climatización
  • Realizar acciones cotidianas que nos ayuden a ahorrar, cómo desenchufar los electrodomésticos que no utilicemos, o apagar las luces innecesarias
  • Eliminar el uso de dispositivos en modo stand by o espera
  • Realizar un único uso continuado de ciertos electrodomésticos. Por ejemplo, si tenemos pensado cocinar varias cuestiones en el horno, hacerlo de forma consecutiva. Se trata de aprovechar el calor residual, y no desperdiciar la energía que se gasta cada vez que encendemos un electrodoméstico desde cero
  • Si tienes calefacción eléctrica, trata de utilizar acumuladores, para aprovechar tarifas de discriminación horaria
  • Trata de realizar tus actividades cotidianas coincidiendo con las horas con luz natural, para evitar encender más luces de lo necesario
  • Reducir el uso de agua caliente al máximo. Especialmente en periodos cortos. Incluso las calderas y termos más eficientes tardan unos segundos en arrancar y calentar el agua. Se genera un gasto y, en muchos casos, el agua caliente llega cuando ya se ha cerrado el grifo
  • Realizar revisiones técnicas de las instalaciones de luz y gas, para evitar fugas y pérdidas que generen un exceso de gasto
  • Revisar si los electrodomésticos cuentan con programas ‘eco’ y en ese caso utilizarlos
  • Controlar los grados en calefacciones, para no sobrecalentar el hogar o mantener una temperatura por encima de la recomendada para tener confort
  • Cerrar y eliminar el uso de calefacción en estancias que no se utilicen
  • Evitar el uso de calefactores pequeños (calentadores para el baño y similares), pues tienen un consumo elevado para el efecto calórico limitado que producen

Las mejores tarifas para ahorrar energía en invierno

Las mejores tarifas para ahorrar energía en invierno son las de discriminación horaria, en el caso de que podamos concentrar el 40% de nuestro consumo en las horas bonificadas. En este periodo del año dichas horas valle van de 22:00 a 12:00 horas. Para estos casos, las mejores tarifas son:

Si no es el caso, tenemos dos opciones:

  • Tarifas estables, con el mismo precio por kWh a lo largo de todo el día. La mejor tarifa en estos casos es Bulb y su tarifa
  • Tarifas planas: una gran alternativa para el invierno, pues pagarás la misma cantidad en tu factura que en cualquier otro momento del año. Sin embargo, debes controlar el consumo, para no llevarte una sorpresa en la regularización a final de año con tu compañía. Si te has excedido de la media pactada, tendrás que pagar una penalización
¿Qué dice el asesor de Roams?roams logo
La tarifa de Lucera con discriminación horaria en 2 tramos se encuentra entre las más baratas del mercado. Esto es así porque cuenta con energía a precio de coste lo que hace que en los meses de menos demanda su precio se reduzca. Este mes será más barato que el anterior.
foto del autorRoams

Ahorrar electricidad en invierno

Para ahorrar electricidad en invierno debemos preocuparnos de mantener nuestros electrodomésticos en buen estado, así como de utilizarlos de una manera sostenible. Igualmente, debemos cuidar en general las instalaciones eléctricas y de gas. Las revisiones técnicas y periódicas ayudarán a evitar fugas y sobrecostes. Además, debemos fijarnos en:

  • El estado ‘stand by’: evita tener cualquier electrodoméstico en este estado, puesto que si no lo estás utilizando consumirá energía de cualquier manera. Lo mejor es desconectarlo de la corriente para evitar gastos innecesarios.
  • Nuestras facturas de luz: si contamos con tarifas con discriminación horaria, debemos hacer uso de nuestros electrodomésticos a las horas en las que generen menos coste económico
  • Las temperaturas del frigorífico y el congelador: muchos de estos nuevos electrodomésticos tienen modos ‘eco’ que permiten ajustar la temperatura de forma óptima automáticamente. Esto permitirá mantener frescos los alimentos sin hacer gastos inútiles de energía
  • Las calificaciones energéticas: hoy en día existen muchas opciones en el mercado de electrodomésticos respetuosos con el medio ambiente. Podemos comprobarlo en su nueva etiqueta energética

Calefacción: ahorra en invierno

Ahorrar en calefacción en invierno es muy importante, puesto que, debido a la bajada de temperaturas, se disparan los consumos y, como consecuencia, nuestras facturas de luz.

Es importante hacer revisiones en nuestra vivienda, a ser posible por técnicos profesionales, para comprobar todos aquellos puntos de fuga de calor que puedan existir.

También debemos aprovechar al máximo nuestros radiadores, no encendiéndolos en habitaciones sin uso, o ajustando la temperatura en función del tamaño de cada estancia. Cuantos menos metros cuadrados, menor necesidad de calor, y por tanto, menor gasto energético. Otras recomendaciones añadidas:

  • Utiliza acumuladores. Son la mejor fórmula para ahorrar en calefacción en invierno, en combinación con tarifas de discriminación horaria
  • Revisa la eficiencia energética de tu hogar, con ventanas que eviten pérdidas de calor, cierres adecuados, etc.
  • Trata de aprovechar la luz natural. En días soleados, levanta las persianas, y aprovecha el efecto lupa que los cristales generarán en el interior de la vivienda, pues aportarán calor añadido

Le informamos que en Roams TIC, SL usamos cookies propias y de terceros con finalidad analítica y publicitaria. Consulte la Política de cookies. Puede informarse más sobre qué cookies estamos utilizando o desactivarlas haciendo click. Mostrar detalles